Páginas

viernes, noviembre 30, 2012

Ginkgo biloba



GINKGO BILOBA.
Hojas color tierra.
Verde sol saluda.

Equis roja
y en centro
Ginkgo Biloba,
abanico de un cielo o ciclo,
paraguas y sostén
en filo de la diosa cúpula.

Visor de los tiempos terrestres
testigo en los anillos,
vuelto de la piedra
fósil vital
observa ignorantes Hombres siguientes.

SafeCreative.org

Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0

8 comentarios:

  1. unas propiedades maravillosas que tu has sabido ensalzar.

    Tu poema me ha gustado, Ann@

    ResponderEliminar
  2. ME encanta como escribes, no puedo decirlo de otra manera sin duda es genial :D
    Un beso, me paso :)
    Espero tu visita y sin duda tu opinión! ^^

    ResponderEliminar
  3. Gracias Anna, para árbol único merecido poema.

    ResponderEliminar
  4. Es muy espectante tu poesía, conlleva parámetros cibernéticos desde mi punto de vista y hasta espaciales, sin evadir lo especial. Felicitaciones y gracias a Ann por tener la gentileza de compartirlo conmigo. Me tomé la libertad de ponerlo en mi Blog BENDICIONES Y FELIZ NAVIDAD PARA TODOS.

    ResponderEliminar
  5. Agradable lo que un poema puede conseguir. Tu punto de vista tan válido como cualquiera, la poesía es para acogerla, interpretarla...

    Gracias, y saludos.

    ResponderEliminar
  6. Que original eres, Ginkgo Biloba, lo estoy tomando, así la savia circula mejor.Gracias

    ResponderEliminar
  7. Gracias por comentar, es curioso lo que un árbol casi enmudecido puede lograr... gracias a ti, Carmen.

    ResponderEliminar

¿FUERA O DENTRO DE ÓRBITA? SIEMPRE MUCHAS GRACIAS

ShareThis